EL ORDEN JERÁRQUICO EN LOS CABALLOS.

Investigación bibliográfica de

Ing. Jorge Luis González Piñón

www.caballo.tv

www.facebook.com/www.caballo.tv

www.youtube.com/caballotv

www.twitter.com/caballotv

caballo.tv@gmail.com

El orden jerárquico en la naturaleza es la dominancia por niveles en la  autoridad  que ejercen los individuos dentro de  un grupo de animales, desde mamíferos, aves, insectos etc.  Los caballos tienen éste orden jerárquico perfectamente bien establecido, sin importar si se trata de un par de animales o de una gran manada.  Los factores que definen éste orden jerárquico son la edad, el sexo, el tamaño, la fuerza, la habilidad atlética, el temperamento y el tiempo de pertenencia en el grupo. A diferencia de lo que se piensa, el semental no es el de mayor nivel jerárquico, ni  guía de la  manada, ya que su función es cuidar  y proteger a los demás miembros de la manada de intrusos que quieran acercarse a ellos y tiene a su cargo la importante función de reproducción. La que realmente domina la manada es una yegua, generalmente la más vieja de todas y la que realmente dirige, ordena y guía hacia los sitios más seguros y que conoce  los de mejores pastos, buena agua y abrigo.

Cuando en una manada se está estableciendo ésta jerarquía es común que se desarrolle con violencia, con peleas, patadas y mordidas.   Con los potros jóvenes, principalmente, existe otra interesante situación, cuando llegan a cierta edad: comienzan a volverse rebeldes.  Los potros comienzan a tener actitudes que se salen de los parámetros establecidos por la yegua líder y ella debe tomar cartas en el asunto; mediante una especie de ritual, pone al potro rebelde en una situación en que debe escoger, entre hacer caso a las leyes de la manada o salir definitivamente de ella. Aparta al potro rebelde y lo mantiene a distancia considerable del resto de la manada; con ello le indica que si no obedece, deberá marcharse y permanecer solo, lo cual es traumático para el potro.

El caballo es un animal altamente sociable; se siente a gusto y seguro cuando puede convivir en grupo; de lo contrario, sabe que es vulnerable ante cualquier posible depredador; intuye que en caso de un eventual ataque, las probabilidades de ser la víctima, se ven reducidas cuando existe un mayor número de presas de caza. Por esta razón, el potro tratará por todos los medios, de regresar al grupo donde sabe que estará bien; pero la yegua líder lo evitará a toda costa y cada vez que él intente volver, la yegua lo perseguirá y lo mantendrá aislado del grupo.

Algunas veces y en estado salvaje, el potro si es macho, termina por irse cuando está entrando a su madurez sexual; pero suele suceder que este potro o potranca rebelde termina accediendo al dominio de la yegua. Siempre preferirá estar con el grupo que solo y así se lo hace saber a la yegua líder, por medio del lenguaje corporal que ellos utilizan: el rebelde en un momento se queda mirando a la yegua y baja la cabeza como haciendo una reverencia; con esto le hace saber que de ahora en adelante va a aceptar y obedecer las leyes de la manada que ella lidera. Acto seguido, la yegua se da vuelta dándole la espalda al doblegado potro, permitiendo que se le acerque y comienza a caminar por delante de él hasta llevarlo nuevamente con la manada. Así el potro aprende que no puede hacer lo que se le antoje; que en adelante deberá respetar y obedecer a un líder, a ése que le dio una lección y aceptó como tal; lección que quedará grabada en su memoria para siempre.

Tomando como punto de partida al líder de la manada e imaginándonos una pirámide social, similar a la que podemos ver en cualquier empresa ú organización ,habrá otro animal que a pesar de estar bajo la dominancia del líder, tiene poder sobre el resto de la manada y así sucesivamente, hasta llegar al final de esa pirámide donde encontraremos al más sumiso del grupo. Siguiendo con la manada, cada uno de sus miembros, además de tener una posición jerárquica, debe ayudar a cuidar a los demás, tanto a los más débiles como a los fuertes; todos dependen el uno del otro, todos están encargados de cuidarse mutuamente.

Conociendo la importancia del orden jerárquico en los equinos, el papel del humano en el entrenamiento es convencer y llegar a ser el líder y guía sabio y justo que está en el mayor nivel jerárquico para  nuestro caballo.

En general los humanos tendemos a dominar las cosas mediante la fuerza, sin embargo tiene más sentido usar nuestra mente, nuestra herramienta más poderosa, investigando y aplicando las mejores  técnicas de entrenamiento  positivas para sacar lo mejor de su potencial y comportamiento.

Bibliografía:

1.-Cherry Hill.   How to think like a horse. Storey Publishing .  2006.
2.- www.engormix.com   “La Doma Racional Equina” de Andrés Hernando Neira Rincón. –

3.- Miller, R. M. 1999. Understanding the Ancient Secrets of the Horse’s Mind. Rusell Meerdink Co. Ltd. USA

PUBLICADO EN LA REVISTA MUNDO EQUINO. NOVIEMBRE/DICIEMBRE 2011

Comentarios

comentarios