TU CABALLO, TU REFLEJO

Ing. Jorge Luis González Piñón

www.caballo.tv

www.facebook.com/facecaballo.tv

www.youtube.com/caballotv

www.twitter.com/caballotv

www.instagram.com/caballo.tv

caballo.tv@gmail.com

 

Navegando en el internet  encontré un pensamiento donde mencionaba que “Los caballos pueden ser como un espejo, su comportamiento nos puede mostrar el de su manejador: tranquilo ó agresivo, positivo ó negativo”  y después de meditarlo llegué a la conclusión que es una verdad que va más allá del sólo comportamiento de caballo, ya que la personalidad, actitud y conocimiento en temas de caballos del dueño se refleja en todos y cada uno de los aspectos relacionados con su caballo, como el entrenamiento, alimentación, cuidado, manejo,  salud, equipo , alojamiento etc. , es pues de gran importancia hacer una revisión con respecto a si lo que está sucediendo con nuestro caballo en cada uno de los aspectos importantes es causado por una actitud ó decisión correcta ó bien es el momento de realizar cambios para mejorar.

Para empezar nuestro diagnóstico podemos revisar como es el comportamiento de nuestro caballo, si es equilibrado, mansito, inquieto, violento, temeroso, peligroso para otros jinetes ó caballos etc. esto se relaciona con el manejo que se le ha dado, como se ha tratado al caballo, que tan seguido se le saca de la caballeriza a hacer ejercicio, si se le lleva a desensibilizarlo con frecuencia, esto es a que pierda el miedo a objetos como autos, ruidos, bolsas, objetos extraños, perros etc.  Es muy común que los dueños llegan a montar su caballo con muy poca frecuencia, el cual ha permanecido encerrado en su caballeriza y al salir éste lo que busca es retozar y si el jinete no tiene el conocimiento ó la habilidad para controlarlo, lo que tendremos es una bomba de tiempo que en cualquier momento puede explotar.  En éste caso es importante que las personas que están a cargo del su cuidado saquen con frecuencia a hacer ejercicio al caballo, que se le monte y se le dé entrenamiento por jinetes capacitados. Un caballo ejercitado y con entrenamiento profesional es un caballo equilibrado, manso, confiable, entonces si nuestro caballo presenta problemas de comportamiento debemos empezar por revisar que debemos cambiar para mejorar. Revisa como es al ensillarlo, como se comporta al montarlo, al salir de cabalgata, al subirlo al remolque etc. Aquí es importante mencionar como punto especial que los caballos enteros ó garañones no deben ser montados por jinetes inexpertos, ya que por su naturaleza deben ser manejados por jinetes expertos y si ese caballo no tiene una calidad genética excepcional que amerite el dejarlo entero, se debe revisar la posibilidad de castrarlo, pues su forma de comportarse se vuelve más confiable.

A continuación revisemos como es nuestro caballo en lo que respecta  a su nivel de entrenamiento, si es adecuado para el uso al que lo estamos destinando ó lo queremos destinar, esto es si tiene la capacitación para lo que lo queremos dedicar, que tan buena rienda tiene, si es suave de rienda, si se puede controlar con facilidad.  Veamos si podemos hacer que nuestro caballo camine, trote y galope con control y a rienda suelta, si podemos frenarlo con un pequeño llamado de rienda, que tan flexible es su parte frontal, si puede caminar hacia atrás, si da pasos de costado etc.  Muy frecuentemente se mete a caballos a actividades ó deportes para las que todavía no esta entrenado ó preparado y luego se le exige y castiga por no desempeñarse bien, siendo a todas luces un problema del dueño, no del caballo.  La máxima “A toda acción corresponde una reacción “ tiene gran validez en los caballos , entonces si  entrenas y montas a tu caballo usando mano suave en tu rienda, ayudas y piernas, podrás tener un caballo sensible y dispuesto a prender, por el contrario si entrenas y montas a tu caballo con dureza y violencia, tendrás un caballo sin disposición a trabajar y aprender , muy duro de manejo y probablemente peligroso.

 Así que cuando tengas un problema de entrenamiento ó rienda piensa que en lo que debes atender para mejorar su desempeño. En caso de que el caballo ya  domine perfectamente  un ejercicio y éste negándose a realizarlo , es posible que haya un problema físico, algo le está doliendo ó le molesta, se debe revisar si no hay una lesión, problema con el herraje ó el equipo y al final si lo que está fallando es por un problema de actitud del caballo, entonces sí se debe castigar la desobediencia, pero recordar que nunca se debe castigar al caballo por el desconocimiento a lo que se le pide.

Un tercer punto no menos importante es la alimentación, donde los caballos tienen un punto muy sensible, pues su sistema digestivo es uno de los puntos más débiles principalmente causado porque al sacarlos de su hábitat natural y meterlos a caballeriza con una alimentación dada dos veces diarias, cambiamos completamente sus hábitos que son pastar por 8 ó 10 horas diarias, lo que puede traer problemas de cólicos que son una de las causas más comunes de muertes en caballos en caballeriza. Revisemos pues la correcta calidad y tipo y frecuencia de alimentación, si se le da algún complemento y con que objetivo.  El hecho de tener un caballo muy gordo no significa necesariamente que esté sano y que sea bueno para tu caballo.  Es importante darle ejercicio complementando la alimentación.  La alimentación debe corresponder al tipo y nivel de actividad que desarrolla,  si es un caballo de gran actividad y nivel competitivo se le debe atender con una alimentación adecuada, por el contario si es un caballo de baja actividad se le debe buscar dar una alimentación que no le genere problemas digestivos. Si en las caballerizas donde está tu caballo se presenta con frecuencia cólicos revisa calidad del alimento, cantidad, nivel de actividad de los caballos, lugar donde los alimentos  se almacenan etc.   Como complemento es muy importante  que no falte el abastecimiento de agua limpia a libre acceso  para evitar cólicos .

Hay que estar muy atentos ya que las muertes por cólico por problemas de alimentación y disponibilidad de agua son muy frecuentemente responsabilidad de los dueños.

Continuemos revisando si el manejo de las vacunas y el herraje  es el adecuado, aquí debemos contar con la asesoría de un veterinario y un herrero capacitados de cabecera, que lleve el control de las vacunas en base a las necesidades de cada lugar y época del año y la frecuencia y el tipo de herraje necesario de acuerdo a la edad, actividad y necesidades especiales de nuestro caballo.

En cuanto al equipo veamos si está en buenas condiciones la montura, la pechera, freno, cabezadas, sudaderos, protectores de manos y patas, bajadores etc. No es importante que sea caro ni muy adornado, lo importante es que proteja a nuestro caballo y no le cause heridas ó daños.  Revisemos las condiciones generales de la montura y que tenga un fuste adecuado.  Con  respecto al sudadero que se usa bajo la montura, que no tenga áreas ásperas y que no provoque heridas en el lomo del caballo. El freno deberá ser adecuado a su nivel de entrenamiento, pero hay que pensar que entre mas hierro y castigo haya en la boca del caballo puede mostrar la falta de capacidad y conocimiento del jinete ó entrenador para formar un caballo suave y obediente.

Para hacer integral nuestra revisión veamos si las instalaciones donde tenemos nuestros caballos son adecuadas, si están limpias, si son seguras, si  permiten a nuestro caballo descansar, si  tienen áreas para hacer ejercicio etc. , esto es si son áreas dignas para nuestro caballo ó los tenemos ahí porque es lo más barato.

Al final de éste análisis realiza los  cambios y mejoras necesarios para beneficio de tu caballo  con el resultante que tu caballo será seguramente el digno reflejo de tu persona.

PUBLICADO EN LA REVISTA MUNDO EQUINO. MAYO/JUNIO 2012

Comentarios

comentarios