Hoy en día existe una clara tendencia al alza hacia las actividades físico-deportivas debido a una mayor cultura general de la población, a un aumento de la atención a los aspectos de salud, mayor interés por el cuerpo y la imagen y mayor acercamiento de la naturaleza y un aumento del tiempo libre.

Al realizar una actividad deportiva se cumplen una serie de beneficios como son cargarse de energía positiva, mantenerse en forma, lograr la superación personal, mejorar el estado físico y anímico y por último y nos menos importante divertirse.

Como una excelente opción para realizar una actividad que cumpla con los beneficios mencionados y si además le gustan los caballos y disfrutar de la naturaleza practicando un deporte al aire libre, podemos elegir la equitación en cualquiera de las diferentes disciplinas que se realizan.

Desde el punto de vista de mantenerse en forma la equitación es un deporte muy completo pues contribuye a tonificar los músculos (en especial abductores y glúteos, piernas, pero también hombros, espalda y abdominales), ayuda a mantener la línea (se queman entre 350 a 600 calorías por hora) y ejercita y fortalece el corazón (está considerado como un ejercicio cardiovascular que puede llegar a exigir los mismos niveles de esfuerzo que correr o el ciclismo).
También dependiendo de los ejercicios que se realicen, la intensidad y del tiempo que se dedique con un caballo, se podrán obtener resultados como adelgazar, ya que si se hace ejercicio constante combinado con una buena alimentación, se podrá conseguir el objetivo.
Otro dato relevante es que cuando una persona practica la equitación, mantiene una buena postura corporal y esto evita posibles lesiones en un futuro; también se desarrolla el sentido del equilibrio y la coordinación y a largo plazo una mejora en la capacidad respiratoria y una mejor circulación de la sangre.
Es importante mencionar que la práctica de la equitación no es aconsejable para aquellos que tienen problemas de lumbago o malformaciones vertebrales, embarazo, osteoporosis o alergia a los pelos del animal
Otra de las principales ventajas de este deporte es que no tiene prácticamente límite de edad. Es cierto que dependerá de la condición física de cada individuo y que a partir de los 40 a los 45 años si no eres una persona deportista es importante valorar antes cuál es tu capacidad de elasticidad, cómo está tu musculatura etc. para evitar lesiones, pero en la mayoría de casos es un deporte que puede iniciarse prácticamente a cualquier edad si el estado físico es correcto.

Además de los beneficios físicos mencionados, la práctica de la equitación se recomienda ya desde los tiempos de la antigua Grecia, pues se aconsejaba la práctica de la equitación para mejorar el estado anímico. Hoy sabemos que la práctica regular de este deporte ayuda a superar miedos, resolver problemas y adquirir confianza y autocontrol. Los caballos son imprevisibles y se hace imprescindible el saber controlar todas las situaciones con mucha calma y racionalidad. Esto llevado a la práctica en nuestro día a día puede ayudarnos a “tomar las riendas” de nuestros problemas y enfrentarnos a las situaciones de estrés con un mayor autocontrol y seguridad.

Además montar a caballo requiere disciplina y concentración, dos actividades muy saludables para la mente. El contacto con la naturaleza y con los animales terminan de aportar todo aquello que necesitamos para desconectarnos del stress y relajarnos.

Con grandes resultados se puede mencionar que la equinoterapia es un método que utiliza al caballo y su habitat como medio para la rehabilitación y educación de las personas con necesidades especiales o portadoras de una discapacidad, mejorando la calidad de vida partiendo de las capacidades personales, potenciándolas al máximo. Esta terapia, demuestra una amplia aplicación terapéutica en medicina, psicología, psiquiatría y pedagogía. Puede ayudar en caso de autismo (asperger), asma, perturbaciones emocionales, parálisis cerebral, retraso mental, deficiencia visual, auditiva y del lenguaje, síndrome de Down, síndrome de Rett, esclerosis múltiple, trastorno por déficit atencional con o sin hiperactividad (T.D.A.H.)
Si es usted una persona que ya practica la equitación en cualquiera de sus disciplinas podrá simplemente confirmar los beneficios mencionados, pero si nunca ha montado a caballo y quiere iniciar, es importante buscar alguna escuela de equitación capacitada para aprender, donde se cuenta con las instalaciones y el equipo adecuado para iniciar éste fascinante deporte.

1.- Ciclos formativos. Actividades físicas y deportivas. Ministerio de Educación y Cultura. Dirección G. de F. Profesional y Promoción educativa. Madrid España.

2.-http://actualidadsaludablebcn.com/equitacion-algo-mas-que-un-deporte

3.-http://www.naturarla.es/la-equitacion-un-deporte-muy-completo-y-de-multiples-beneficios

4.- http://www.miplanetasalud.com/2014/03/24/beneficios-de-andar-caballo/

5.- http://enforma.salud180.com/nutricion-y-ejercicio/montar-caballo-moldea-tu-

6.-http://www.elmundo.es/yodona/2015/08/20/55c49502e2704ee21a8b4582.html

Comentarios

comentarios